El Cicpc se queda sin grupos comandos

 

 

 

 

 

 

 

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas no podrá mantener a personas bajo custodia en sus sedes o centros de detención de acuerdo con lo establecido en el artículo 53 de la Ley Orgánica de Servicio de Policía de Investigación, el Cicpc y el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses.

El instrumento legal, que fue aprobado por el presidente Hugo Chávez vía Habilitante el 15 de junio, y publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria 6079, establece en el numeral 3 del artículo 53 que el organismo no podrá realizar “el traslado y custodia de detenidos o personas privadas de libertad, salvo en el caso de capturas o aprehensiones, durante el tiempo indispensable para su entrega a un centro de privación de libertad”.

Las medidas forman parte de la reestructuración de la policía judicial anunciada por el ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck el Aissami, a raíz de los hechos del 26 de mayo en la División de Aprehensión del Cicpc, cuando William Pérez Tovar, Pedro Rivero Rivas y Rubén Enrique Arnal Marín murieron en esos calabozos después de haber sido golpeados y torturados.

Actualmente el Cicpc tiene tres unidades: pesquisa, ciencias forenses y criminalística, pero con la entrada en vigencia de la Ley, el área de ciencias forenses será un ente independiente adscrito al Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia.

En el artículo 72, el texto indica que se crea el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses como órgano principal en materia de medicina y ciencias forenses. Sus atribuciones son las mismas que tiene actualmente y están especificadas en los 15 numerales del artículo 74.

Unidad Especial. En el artículo 58 del texto se establece que el Cicpc contará con una Unidad Especial de Apoyo a la Investigación que sólo podrá actuar como soporte de la investigación criminal cuando se trate de situaciones de alta complejidad, estructuras criminales sofisticadas o casos en los cuales la intervención con medios y recursos usuales sea insuficiente o inefectiva.

Esta unidad tendrá entre sus competencias el resguardo de la integridad personal de funcionarios y auxiliares del sistema de justicia, aprehensión de personas solicitadas por orden judicial, protección de víctimas o personas en situaciones de riesgo y resguardo de trazas, evidencias y elementos de pruebas vinculados con la investigación, cuando por sus características, estuviesen expuestas a destrucción que los medios ordinarios de custodia no pudieran prevenir, como lo señala el artículo 59 de la Ley.

Entre las disposiciones transitorias, la Ley establece que quedan eliminadas la Brigada de Acciones Especiales y la de Respuesta Inmediata del Cicpc a favor de la creación de esta Unidad, dándole al organismo un lapso de seis meses ­a partir de la publicación del texto en la Gaceta Oficial­ para dictar los reglamentos y resoluciones necesarias para su organización y funcionamiento.

En la ley se establece, en el numeral 3 del artículo 87, que los agentes policiales pueden hacer uso de sus armas de reglamento únicamente en el ejercicio de sus funciones.

Chávez, rector

De ahora en adelante el Presidente será “rector de la función de policía de investigación”.

El estatuto no explica qué propósito tiene esa rectoría.

Solamente señala que para llevarla a cabo podrá asesorarse con los ministros de Relaciones Interiores y de Planificación.

Se instaura un nuevo sistema de controles. Por una parte, los internos serán ejercidos por la Inspectoría General y el Consejo Disciplinario. El primer organismo instruye los casos de faltas cometidas por investigadores, mientras que el segundo es una mezcla de juzgados de control y de juicio.

La supervisión externa quedará a cargo de los comités ciudadanos de control policial, así como también de organizaciones comunitarias.

Las faltas leves de los agentes serán sancionadas con procesos de “asistencia voluntaria”. Las medianamente graves, a través de la “asistencia obligatoria”. En ambos casos la decisión la toma el director. Las conductas más graves serán evaluadas por el consejo disciplinario, sobre la base del informe de la inspectoría.

Entre las faltas más graves están el uso indebido de la fuerza, la alteración de actas o la simulación, el ocultamiento u obstaculización de la identificación del funcionario, con el fin de cometer un ilícito o evadir responsabilidades.

La nueva norma tiene una disposición que prohíbe cualquier remuneración por el trabajo cotidiano adicional a la fijada en el escalafón, actualmente en revisión. Los policías de investigación no podrán formar sindicatos ni participar en discusiones de contratos colectivos. Para iniciarse en esta carrera, los aspirantes deberán estudiar en la UNES, pasar un concurso de admisión que evaluará “el compromiso con el servicio policial” y finalmente irán a un período de tres meses de prueba.

Toda la vida

Con la entrada en vigencia de la Ley del Estatuto de la Función de la Policía de Investigación, los funcionarios del Cicpc no tendrán un tiempo mínimo de servicio para solicitar la jubilación.

Por el contrario, podrán permanecer en la institución hasta que alguna incapacidad física les impida ejercer sus funciones.

La norma fue decretada por el presidente Hugo Chávez a través de la Ley Habilitante.

Su contenido fue publicado en la Gaceta Oficial número 39945 del 15 de junio, en forma simultánea a la Ley Orgánica del Servicio de Policía de Investigación.

El texto regula el desarrollo de la carrera de los investigadores del Cicpc. Para el personal administrativo y obrero de ese cuerpo regirá el estatuto de la Función Pública.

Con el nuevo estatuto desaparecen grados como el de subinspector y subcomisario. Se crean tres grandes grupos en el escalafón; el primero está integrado por detectives, detectives agregados y detectives jefes. El segundo, por inspectores, inspectores agregados e inspectores jefes. En el tope de la pirámide policial están los comisarios, comisarios jefes y comisarios generales.

Para ascender al grado superior hay que tener un tiempo mínimo de 3 años de servicio. Para llegar a comisario general hay que estar, al menos, 25 años en la policía.

Una disposición transitoria establece que la homologación entre los grados actuales y los nuevos deberá producirse en un año, según un reglamento que deberá emitir el Ministerio de Relaciones Interiores antes del 15 de septiembre.

El estatuto no incluye disposiciones sobre pase a retiro obligatorio por permanencia prolongada en un mismo grado y edad máxima en servicio, como sí ocurre en la FAN. El régimen de horario para los investigadores será similar al de los policías preventivos, es decir, hasta 8 horas diarias para los que laboren de día, y 7 horas para los que tengan turnos de noche.

Sin embargo, la norma abre la posibilidad de prolongar la jornada hasta 11 horas diarias “por motivos de interés público y social”. En este caso no se pueden pasar de 40 horas semanales, en promedio, calculado luego de 8 semanas continuas de turno redoblado.

 

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: